lunes, 7 de agosto de 2017

"Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti" -Nietzsche

Uno suele estimar que "merece" ciertas "soluciones" a sus problemas. Uno estima que "no debería" estar viviendo ciertas situaciones porque se merece o se ha ganado algo mejor.
Uno suele sentir rabia por no conseguir lo que quiere (bueno hablo por mí). Uno se queja, pide ayuda, consulta a tal o cual persona, pide favores y va "arreglando" cosas, va dando "soluciones" a los problemas que la vida te presenta...

Y me gusta DAR GRACIAS.

Decir, doy gracias porque tengo mis CINCO sentidos.
Puedo en este instante oler,


puedo mirar lo que se me plazca,

puedo oír,

puedo hablar,

Mis manos pueden tocar lo que quiera, las siento ahora mismo mientras golpean rítmicamente el teclado de este compu,

puedo saborear lo que tenga a mano.

Por todos estos regalos yo doy gracias.

Siempre dar las gracias.
Dar las gracias es admitir que he recibido algo que no todo el mundo tiene; y lo visualizo.

Es verdad, yo quisiera mil cosas, quisiera a veces una vida diferente. 
Y de repente tengo estos momentos en los que me doy cuenta que esto ya es un milagro que muchos se quisieran.

Quizá me estoy comparando, y aún así más se refuerza lo que se me ha brindado. Otr@s se quisieran lo que se me ha dado. ¿Podría brindárselo yo a los demás?

Quien sabe, cada ser tiene su don y su misión en esta vida.

E igual, digo Gracias.

Gracias por el instante ínfimo en que tipeo, cada palabra por segundo en que la vida pasa y a mi alrededor se suceden acontecimientos y todos seguimos aquí vivos, aún en esta aventura.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por leer y comentar!