miércoles, 9 de agosto de 2017

Nombres

Todos llevamos un nombre.
A veces es interesante pensar cómo ciertos nombres se repiten en nuestras vidas.
Familia, mejores amistades, parejas, enemigos, gente que juega ciertos roles en tu existencia, ¿hay coincidencias en los nombres?

En mi caso sí,
Nombres de mujeres con las que me va bien, otras con las que no, 
nombres de hombres con los que tiendo a hacer buena amistad o bien otros con los que se repiten los patrones.
Vamos a los ejemplos:

César. He conocido al menos 4 de estos tipos en mi vida y desde la infancia hago buena amistad con los "César" pero luego deben viajar e irse de mi vida. Puede ser sólo coincidencia.

Las María siempre han sido parejas potentes, de años... Tengo debilidad por ellas já, mi actual novia se llama María de hecho (y no querido JLO, no daré muchos detalles de mi intimidad amorosa en mi querido blog público ;) já.
Los José siempre han sido amigos que he podido ayudar. O que han recurrido a mí y parecen disfrutar mi amistad (como yo!).

Las Sandras por lo general han sido maestras.
Las Carolinas, uf, al igual que las Katherines son un caso aparte...

Las Andreas nunca me han funcionado en el amor, en la amistad sí.

Y qué hay de los nombres de tu familia que conoces? por ejemplo mi padre se llama Fernando, uno de mis mejores amigos desde los años adolescentes es un Fernando. Fernandas mujeres he conocido sólo un par.
Mi mamá se llama Luisa, e interesantemente jamás tuve una pareja Luisa. Y amigos Luis han sido siempre una especie de "mentores" o personas que algo tenían que enseñarme... se repite el patrón mucho, al igual que la gente con nombres tipo Patricia o Patricio, siempre aparecen como sabi@s y comprensiv@s maestr@s 


Nombres con los que he chocado?
La única vez en que en mi infancia me transé a golpes (físicos) -y la cosa terminó en empate, era con un César já. 

Mujeres Ximenas han logrado hacerme daño, me mantengo hoy en día desconfiado, já.
Los Claudios o Claudias han sido siempre como blanco o negro (sin matices) o nos queremos o nos despreciamos. En todo caso hoy por hoy afortunadamente sólo cuento buenas amistades bajo ese nombre, salvadores diría de hecho...

Nombres que comiencen con R. son siempre como "herman@s" (con todo lo que eso implica). De hecho mi hermano tiene nombre con R. Demasiada coincidencia.

Nombres que empiezan con M. en mi vida han sido siempre buenos aportes. El nombre de mi hermana de hecho empieza con M y hasta los días de hoy me ayuda.

Mi primer beso fue con una de nombre con K. Las K. siempre me han sido amores algo furtivos o ajenos... aunque el fonema "ká" no es tan malo, mi gatita se llama Canela y la gatita que tuve en mi infancia se llama Caprichosa.

Mi "primera vez" en el sexo fue con una de nombre con B. Pocas mujeres con B en mi vida que recuerde en todo caso.
Con los "Cristian" tiendo a llevarme bien. Las "Cristinas" en cambio ha sido diferente.


El tema da para laargo o varios posts, se me quedan varios nombres en tintero y de hecho me falta analizar mis abuel@s, parientes o jef@s y compañer@s de trabajo.

Dicen que nos ganamos los nombres por algo y que los que aparecen en nuestras vidas no son coincidencia...


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por leer y comentar!