miércoles, 13 de septiembre de 2017

Reflexiones sobre la "chilenidad" a propósito de los inminentes feriados que se vienen por "fiestas patrias"

¿Qué significa ser chileno?
Vivo tan al extremo sur de este país que a veces aquí en la Patagonia no nos identificamos tanto con lo "chileno" sino más con ser "patagónicos". Por eso es que aquí no odiamos a los argentinos, al contrario, como no tenemos cordillera que nos divida cruzamos a cada rato (para ambos lados) y muchos tienen familia en las ciudades vecinas. Distinto pasa si viajo a Santiago o Buenos Aires, dichas urbes están tan separadas y lejanas (con montañas de por medio) que hay su cierta rivalidad no?
Los sureños somos diferentes.
Recuerdo hace años cuando trabajaba en un colegio particular. La directora nos reunía días antes de nuestra fiesta nacional de independencia (18 de septiembre) y nos recordaba que debíamos decirle a los niños que mañana se viene con "trajes típicos" no decir "venir disfrazados". Y es que para nosotros los patagónicos nos parece tan poco familiar y hasta casi "extranjero" lo que en el resto del país se conoce como "traje típico", el "huaso y la china" chilenos:




Estos trajes siempre me parecieron extraños: ese sombrero de partida aquí en el sur no serviría!!! el viento de 100 kms de abril lo manda a la mierd. Ella tan linda y llena de gracia, no podría andar con la nieve que aquí cae a veces o entre glaciares y bosques inhóspitos. 
Esos trajes creo vienen bien para la zona central, quizá también al norte grande, pero aquí? lo que se lleva aquí es una onda más de pampa, más gaucha, más de mate, insisto, la sinergia con los amigos del país de bandera albiceleste es más potente que en ningún otro lado -- prueba de ello, una rapida búsqueda del personaje campestre de la patagonia chilena arroja esto:


y si caminas por calles de mi ciudad la mayoría tampoco se viste así.
Pero qué importa, igual la tele inunda este mes de una "chilenidad" que no me compro. O bueno, en cierta medida sí: por ejemplo es tradición comer empanadas en las fiestas patrias. Mi mamá las hacía de lujo. De una noche para el otro día. Ahora he pensado que me gustaría poner alguna banderita en mi ventana (no tengo jardín ni mástil en mi casita interior que arriendo) o por último algunas guirnaldas, pero más que nada para sentir que tenemos una razón para celebrar, dentro de tanta mierd...

Y es que en Chile tenemos pocas fiestas. Son muchas las conmemoraciones de batallaes militares (con sus derrotas incluídas) o celebraciones de la iglesia católica, pero no tenemos carnaval nacional, quizá a las élites que gobiernan no les gusta que la gente se una en carnavales o murgas porque la división conviene más. Derechas, izquierdas, aborto o pro vida, crear enemigos externos, salida al mar para Bolivia etc.

Vengo de visitar a un buen amigo y su familia, conversábamos y me preguntaba mi opinión sobre por qué en este país hay tanta intolerancia. Le decía que mi teoría es que en los medios y la tv nos tratan de dividir, nos muestran noticias que lo dejen a uno con sensación de inseguridad, de miedo, de condenar, juzgar, dividir...

en el fondo,
la gran pantalla y la prensa 
AUSPICIADA POR LOS QUE PONEN LA PLATA
nos facilitan ver la mierda que llevamos por dentro a modo de espejo.

Mi amigo me planteaba el caso de estar en favor de tratar humanamente a los delincuentes, pero si ese mismo tipo mata a tu hermano, ¿tendrías la misma consideración? "otra cosa es con pijama" le dije. 
No lo sé. Sólo sé que, insisto, por ahora tengo demasiados huracanes en mi propia vida para dedicarme a explicar lo que pasa afuera, por malo o bueno que sea. 

Me gusta pensar que si logro sacar aprendizajes de mis propias estadías infernales podré algún día compartir y ayudar a quien pueda.



4 comentarios:

  1. siempre escuche que los chilenos nos detestan a los argentinos. Igual no conozco chilenos (conozco muchísimos uruguayos, bolivianos y paraguayos, nuestros otros vecinos)Yo creo que uno no puede amar lo que no conoce y sin embargo puede odiar lo que no conoce. Me viene a la cabeza una canción de los setenta que decía"por un pedazo de tierra, no quiero guerra". Somos hermanos, carajo

    ResponderEliminar
  2. muy buena entrada porque te cuestionás tu ser nacionalista... se que sos chileno en cuanto a defender tu lugar, pero eso pasó acá y quizá ahí se ve diferente, en tu propio lugar digo...

    a mi me pasa algo parecido, quiero escapar de ese nacionalismo barato y te digo que la tv y los medios de comunicación tampoco ayuda por estos lares...

    la bandera chilena siempre me cayó antipática por su similitud con la bandera del norte, esa que tan mal me cae en cuanto a la historia económica nuestra... en fin, da para mucho... abrazo grande...

    ResponderEliminar
  3. Interesante planteo, ¿que representa a una nación?
    ¿Que representaría a un argentino? ¿Vestir como gaucho, como un tanguero del siglo 19? ¿Escuchar rock convierte a alguien en apatrida? ¿Se puede llamar disfraz a la ropa que uno usa diariamente y es parte de la personalidad el usarla?}

    Interesantes planteos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. lo aplaudo estimado.
    coincido plenamente en el divide y vencerás de quienes ostentan el poder. sin importar el color de su bandera.

    https://www.youtube.com/watch?v=nA4jPF8VsTs

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!